jueves, 14 de marzo de 2013

Cumbres borrascosas


Título: Cumbres borrascosas.
Título original: Wuthering Heights
ISBN: 84-348-3116-3
Autora: Emily Brontë
Año 1a edición: 1847
Páginas: 299

Argumento.
Una desgarrante historia donde se demuestra que el amor no solo es difícil, sino hasta imposible y odioso. Así es la historia del Sr. Heathcliff, quién en venganza de perder a su amor Catherine, hace imposible la vida de el sobrino de Catherine, la hija de Catherine y la vida de su propio hijo, quién con una salud muy débil se ve obligado a engañar a Catherine y así mismo ser obligada a casarse con él, solo para que el Sr. Heathcliff se pueda quedar con su fortuna. Historias de amor engarzadas por un mismo inicio que tienen que sufrir para poder seguir con su vida.

Sé que ha pasado un tiempo desde mi última reseña sobre el libro Bajo la misma estrella, con el que quedé fascinado. Y aunque este libro, Cumbres borrascosas, lo he terminado ya un par de días atrás, me tomé mi tiempo para reflexionar un poco sobre la trama.

Siempre me es difícil criticar un clásico. No pienso que sea porque me obligue a dar una crítica positiva, sino porque siempre creo que tienen un significado más profundo del que normalmente les apremiamos.


Durante el prólogo me enteré un poco sobre la vida de la familia Brontë, y me pareció fascinante en varios aspectos. A las hermanas y al hermano siempre se les inculcó la lectura, cosa que considero importante para cualquier escritor, y ellos dedicaron su vida a escribir fascinantes historias. De hecho, después de este libro planeo buscar o comprar Jane Eyre, de la hermana de Emily, Charlotte. 

Lo que más me sorprendió, sin duda, fue enterarme de que Emily murió poco después de la publicación de este clásico, negándose así la oportunidad de ver el auge de su obra.

Pero me he desviado un poco del tema, que es hablar de mis reacciones ante el libro. Primero debo aclarar: el libro me ha fascinado.

Debo confesar que hay clásicos que he encontrado tediosos, fríos, secos y tétricos. Me parecen pintados bajo un marco establecido pero éste es diferente. Es un clásico que sin duda releería más de una vez, aunque no pronto, porque son lecturas un poco pesadas, aunque completamente excitantes, y tengo bastantes libros esperándome, pero es... simplemente fascinante.

Heathcliff, al principio del libro, me pareció el hombre más frío e insensato que pudiera existir en un mundo literario. Catherine Linton no era para mí más que una mujer berrinchuda, caprichosa y grosera. Joseph era un viejo amargado sin razón de ser. Lockwood era un tonto que esperaba hospitalidad en una casa de locos. Mi perspectiva de este mundo empezó a cambiar la noche en que Loockwood duerme en el cuarto de Catherine sin saberlo (esta es otra Catherine, no la que ya les he mencionado en las primeras líneas del párrafo) y al enterarse Heathcliff de esto llora desconsolado y grita su nombre, rogándole que acuda a él.

La clase de amores que son tan fervorosos y desesperados siempre me han llamado.

Al pasar las hojas, descubriendo un Heathcliff recién llegado a las cumbres, frío y sombrío, dejándose llevar en travesuras por una Catherine berrinchuda pero que lo ama, me encantó. Ese amor tan incomprensible, que podría haberse tomado al principio como un amor carnal entre dos niños, desencadena una pasión que ninguno llega a comprender.

Cuando Catherine conoce a Linton, un hombre completamente diferente a su amado Heathcliff en todos los sentidos, se siente atraída a la idea de casarse con él; pero esto sólo por su fortuna, porque sabe perfectamente sus sentimientos por cada uno. Aun así, está consciente de que necesita del dinero de Linton, porque odiaría ser pobre. Y una parte de mí la aborreció por ello.

Ahora me envilecería casarme con Heathcliff, de modo que nunca sabrá cuánto le amo, y eso no por ser guapo, Nelly, sino porque es como una parte de mí misma. No sé de lo que estarán hechas las almas; pero la suya y la mía son iguales, y la de Linton es tan distinta como un rayo de luna de un relámpago o como el hielo del fuego.

Así que tenemos una historia que se desarrolla en el marco de una sociedad que dista demasiado de la actual. Si bien es cierto que todavía conservamos ciertas costumbres moralistas de la época, ahora ya es muy difícil ver esta clase de arreglos cuando la familia se vale de una hija para hacer riqueza.

Y este libro no es sólo una historia de amor, no se guíen por la finta. Es importante destacar la cantidad de sentimientos que puedes hallar a lo largo de sus páginas y el contexto general que crea Emily. Un ambiente de odio que puede interpretarse por la época en la que fue escrita de cientos de formas. 


Podría hablar de muchas frases que me fascinaron del libro, o de lo extraños y a la vez fascinantes que son sus personajes, pero lo que me gustaría es que les entrara la curiosidad por descubrirlos y se acercaran a leer el libro para apreciarlos. Si pongo aquí los fragmentos parecerán encantadores, pero pierden el contexto, que es lo importante en cualquier historia.

En conclusión, este libro es una reafirmación a mi gusto por la literatura clásica inglesa y lo recomiendo de forma devastadora. Pero claro, lo recomiendo a los amantes de la literatura, si sólo están intentando iniciarse en este campo lo mejor será iniciar por algo menos complejo e irse por una lectura fácil. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...